La Herencia de Wolfgang Gockel

Language: English / Spanish / German Última actualización 6/1/2013, artículos recientemente agregados que figuran en cursiva.

Descarga gratuitamente el libro en formato PDF

Maya theory introduction

La mayor parte de los intentos de desciframiento hasta ahora se basan, cuando no parten del alfabeto Landa, en análisis de los textos de tres códices mayas, el de Madrid, el de Dresde y el de París. Son varios los factores que van en contra de emplear esos manuscriptos como punto de arranque de la investigación:

1. Los códices son copias posteriores (de después de 1200 d.C.) tomados de originales clásicos, y por lo tanto se debe considerar que los amanuenses cometieron faltas al copiar los originales (Kelley, 1976; 15). Ademas se trata de escritos de contenido religioso y astrómimico y, por lo tanto, estuvieron destinados al uso de una élite de ‘sabios’. Hay que suponer que estos ‘sabios’, los sacerdotes, empleaban una terminoligia determinada que tenia que ver con sus conocimientos y que era desconocida por la mayoria o sólo la conocian parcialmente. Por este motivo y por la liquidacion sistemática de los sacerdotes en la primera época colonial, cabe inferir que esta terminilogia especial sólo se puede encontrar, en escasos vestigios, en los vocabularios de la época colonial y modernos de los idiomas mayas. La articulación de los códices pone de manifiesto, además, que han sido construidos a manera de catálogo y que las informaciones que se contienen han sido plasmadas en una especie de taquigrafia, pero no en el tipo de habla normal. Todos estos llevan a la conclusión de que pretender el desciframiento a partir de los códices es algo en extremo deficil, si no es que incluso imposible.

2. Si el desciframiento de la escritura cuneiforme, realizado por Georg Friedrich Grotefend, demostró que es posible descifrar un escrito desconociendo la lengua y el contenido del mismo, a la fuerza tiene que ser más fácil leer los jeroglificos mayas cuyo idioma ha de parecerse a alguno de los dialectos mayas y cuyo contenido, siquiera en parte, se conoce ya. Se deberia comenzar, lo mismo que hiciera Grotefend, con una inscripcion lo mas larga posible que contuviera nombres de sénores y titulos. Asi como Grotefend partio para el desciframiento de la escritura cuneiforme persa del idioma persa medio muy posterior, en el caso de los jerogrificos se ha de poder partir de alguno de los dialectos mayas hablados en el diglo XVI.

3. La práctica corriente de comparar entre si los glifos, indemendientemente del tiempo y lugar en que fueron escritos, debe ser abandonada, puesto que junto a las diferencias en la escritura (Kelley 1976: 15) cabe esperar que existan differencias debidas a la época y al lugar, que se advierten en todas las escripciones que distan mas de 500 kilómetros o entre las que median casi mil años. Por este motivo, en este libro sólo se trabajará con las inscriptiones de Palenque, que se han conservado casi del todo y que presentan la ventaja de que en su mayoria fueron transcritas por L. Schele y que por eso mismo son fácilmento legibles. Además, las inscripciones de Palenque tienen otra ventaja y es que, a tenor de sus fechas, fueron todas grabadas en un lapso que abarca más o menos cien años. Ademas, en el transcurso de la investigación quedó claramente demostrado que el texto jeroglifico clásico más largo conocido, el del Templo de las Inscripciones de Palenque, se encuentra en un contexto no destruido y en su parte media tiene escasas informaciones de las acostumbradas, como cabe inferir por la falta de fechas. Beyer (1931) partió de supuestos parecidos en su investigaciones de Chichén Itzá, aunque sin obtener resultados dignos de mención.

4. El “desciframiento” no consiste en una interpretación del contenido, sino en una transliteración completa, transcripción y traducción de cada signo, lo que naturalmente es imposible al comienzo de un desciframiento. A diferencia de la práctica común, consistente en transcribir y traducir (compárace Dütting, 1986:86 ss.) cada uno de los glifos, combinaciones de los mismos y pasajes limitados de los textos, lo que trató de evitar ya Knorozov (1967:60 ss.), aque los textos se elaboran cabalmente, aun cuando en algunos casos algún jeroglifico no puede transcribir. En la traducción de la transcripción se renunció a la práctica actual de buscar muestras de las lecturas en todos los dialectos mayas posibles. Presupuesto fundamental para considerar el desciframiento y la tradución como logrados ha sido que las lecturas obtenidas, salvo algunas pocas excepciones, se encuentren en vocabularios del yucateco que parten de los siglos XVI y XVII. Esto desde luego es inevitable cuando se trata de inscripciones de un solo lugar.

5. El desciframiento debe conducir a frases gramaticalmente correctas y con significado. En el caso de Palanque se supuso el dialecto yucateco, aunque algunos cientificos consideran más verosímil el “chol/cholan (Riese, 1982:256). Se escogió aquí el yucateco por una supuesta relación entre Yucatán y Palenque, que se encuentra documentada tanto en hallazgos arqueológicos de detalles de la arquitectura como le los textos y del arte. Como diccionario se recurrió casi exclusivamente al Cordemex 1980, con lo que se obvió el problema de la diferencia de ortografia en los distintos vocabularios (Cordemex:39ª ss.). Como gramáticas se emplearon la de Seler (reimpresión de 1974), Tozzer (reimpresión de 1977) y McQuuwon (1967)

6. Se puede considerar como descifrado con seguridad un glifo cuando al transliterarlo en tres diferentes palabras o significados de frases distintas resulta gramaticalmente correcto y con sentido. Esta exigencia la cumple por desgracia sólo un 50 por ciento de los signos que se presentan en los catálogos de glifos, lo que se debe atribuir a que muchos conceptos mayas son monosilábicos. Se ha de atribuir una menor seguridad al desciframiento de los glifos cuando quedan comprobados en más de cinco textos con transliteración, transcripción iguales, cuando no se trate de polifonos cuya diferente lectura se explique por el propio glifo. Las condiciones para la aceptación del valor de cada signo se tratan en el capítulo sobre polifonía.

7. La presentacióde lineamientos o normales de la escritura jeroglífica es otro presupuesto para la aceptación de cualquier desciframiento. Las inscripciones que aparecen en las paredes exteriores de templos y palacios o en las estelas de los grandes patios tienen carácter representativo y, por lo tanto, tuvieron que haver sido entendidas en sus rasgos fundamentales por un grupo mayor de personas. Esto permite suponer que la forma de escritura y su estcructura es de fácil ejecución. Cabe esperar precisamente de los sacerdotes, que eran capaces de realizar complicados cálculos astronómicos, el que aplicaran criterios lógicos. De estos y parecidos considerandos partiótambien Knorozov en su desciframiento (1967: 34-43), autor que por lo demás examinó de manera especial los presupuestos gramaticales de la escritura jeroglíca.

Con estos presupuestos se inició el desciframiento de las inscripciones pétreas de Palenque. El texto tripartito del Templo de las Inscripciones, en el quehay más de 560 cartuchos- conjuntos cuadrados o rectangulares en los que por regla general se contienen los glifos (en Kelley llamads glyger, 1976:14s.)- y que constituye la inscripción clásica más larga hasta ahora conocida, ha resultado ser por lo mismo un monumento clave.

Largos meses de dedicación al intento de leer las inscripciones con ayuda de los glifos hasta ahora transcritos- en el caso de la escuela americana cerca de cien (Morley y cols., 1984:464) y en el de la escuela de Tubinga unos doscientos (Dütting, 1979:58 ss.)- no condujeron a conclusiones, o bien llevaron a contradicciones constantes con los lineamientos arriba establecidos.

Si los expertos en los últimos años han aprendido a entender el 80 por ciento de los glifos mayas más usuales y si, según D. Freidel, conocen la sintaxis así como la posición de los verbos, comlementos directos y sujetos (Spiegel, 1988, No.30:147), pero no están en situación más que de transcribir fragmentariamente una que otra frase y traducirla, entonces existe clara prueba de que hay algo más en los resultados actuales que está equivocado. y esto confirma, asimismo, el hecho de que incluso con la reconstrucción del protochol, que se postula como el idioma de las inscripciones clásicas, no se puede ni transcribir ni traducir con ilación texto alguno. Wolfgang Gockel - Historia de una dinastia Maya (1995:21-23).

Wolfgang Gockel

Wolfgang Gockel estudió arqueología en Alemania. Se mudó a Finlandia en 1984, y se dedicó a trabajar por cuenta propia en excavaciones y para museos. Asimismo publicó varios libros sobre América Latina y el Oriente Medio (ver bibliografía).

Durante la primavera de 1987 Wolfgang Gockel trabajaba en la Galería Uffizi de día y en tratar de abrir los jeroglíficos mayas de noche. En mi visita a Florencia, Wolgang estaba verdaderamente entusiasmado y creía que estaba cerca de descifrar los jeroglíficos. En junio de 1988, la revista semanal alemana de noticias llamada Stern anunció la noticia su descubrimiento. Las pruebas científicas de su teoría fueron publicadas en el otoño de 1988 en el libro "Die Gesichte einer Maya-Dynastie. Entzifferungen klassischer Maya-Hieroglyphen am Beispiel der Inschriften von Palenque".

La teoría de Wolfgang, que significaba un distanciamiento radical de tanto las escuelas americana como la alemana de mayalogía, no tuvo una aceptación amplia. La crítica negativa del profesor Dr. Bertold Riese en la revista científica mensual Spectrum der Wissenschaft (la edición Alemana de Scientific American) (enero de 1990:130-134) y la respuesta (agosto de 1990:8) del Dr. Russell Block, uno de los evaluadores del artículo de Stern, muestra la discrepancia. Se agotó la primera edición del libro rápidamente, desafortunadamente no fue posible publicar más ediciones en alemán. No obstante, el libro fue traducido al español, y fue publicado en 1995 por la Editorial Diana de México como Historia de una dinastía Maya. El desciframiento de los jeroglíficos mayas de acuerdo con las inscripciones de Palenque.

Wolfgang se frustró bastante de las reacciones a su teoría. De repente se canceló una conferencia programada, cuyo anfitrión iba a ser el Museo Roemer und Pelizaeus en Hildesheim, en la cual él habría tenido la oportunidad de presentar y defender sus puntos de vista, y nadie en la comunidad establecida de los expertos sobre los mayas parecía interesado en siquiera considerar su trabajo.

El trabajo científico pocas veces paga las cuentas así que Wolfgang empezó a escribir guías turísticas. Algunos de los nuevos resultados de su investigación pueden hallarse en los volúmenes dedicados a México y a Guatemala. En el otoño de 2001 Wolfgang fue diagnosticado con cáncer de la próstata y le dieron dos años de vida. Decidimos que debería de usar más del tiempo que le quedaba a sus estudios de los mayas.

Wolfgang murió el 3 de marzo de 2005. Su trabajo quedó medio terminado, pero al final estaba seguro de que su teoría funcionaba también con las inscripciones de otros sitios mayas (ver más adelante). Tenía como sueño escribir una historia de Yucatán fácil de entender, pero sólo existe la versión científica. Yo no trabajo en la especialidad de los mayas, y no puedo garantizar de que este material sin terminar esté libre de errores. Puedo responder por la sinceridad, el amor y la pasión de Wolfgang por el trabajo científico, y es en ese espíritu que yo y nuestros hijos Arne y Eric Gockel publicamos su material.

Esta primera "edición" incluye: una introducción al libro de Palenque en alemán*, español e inglés más material previamente publicado sobre Calakmul, Uxmal, Sayil, Sotsil, Xlapak, Kabah, Santa Rosa Ixtampak, Ek'Balam, Tula y Kabah en alemán. Se agregará bastante más conforme el tiempo lo permita.

Mis agradecimientos a Daniel Flaccus, hijo de Wolfgang, por su ayuda en la preparación del material para la publicación, al Dr. Russell Block, quien hizo un viaje especial a Finlandia para revisar el material después de una interrupción de casi veinte años. él está de acuerdo conmigo en que el trabajo de Wolfgang amerita ponerse a la disponibilidad en la red para una nueva generación de científicos.

Espero que esta nueva información arroje luz sobre la cultura de los mayas y que beneficie el trabajo científico en este campo. Puede ser usado libremente por todos los interesados en los jeroglíficos mayas. Sin embargo, sí espero que se cite el nombre de Wolfgang Gockel cuando se haga uso de su material. -Maarit Gockel (contacts via e-mail as firstname.lastname@tapiola.fi, Maarit being firstname and Gockel lastname)

Scientific work

List of the most important publications

Articles